Sara Blackshire - Traducción de patrones de punto inglés-castellano

K2tog! – Charlamos con Sara Blackshire sobre la traducción de patrones de punto

Bellota nació como respuesta a la ausencia de publicaciones en castellano que cubriesen el espectro de patrones de nivel alto y experto con un estética moderna y cuidada pero con estilo propio. Por otro lado, sabíamos que había gente con mucho talento que a nivel local estaba haciendo patrones muy bonitos y que, apenas tenía visibilidad. Por eso, desde el principio hemos apostado en un gran porcentaje por diseñadores locales y noveles; sin embargo, creo que la comunidad hispanohablante tiene sus “limites” -para lo bueno y para lo malo- y siempre he pensado que introducir un sazonado de diseñadores internacionales en nuestra publicación, la enriquecía en dos direcciones: nuestros diseñadores se veían fuera y las tejedoras locales descubrían el talento emergente de fuera. Sara Blackshire me ha ayudado en esta bonita misión,  encargándose de la traducción de Bellota 4 y, recientemente de Bellota 5.

 

Hoy, charlamos con ella sobre cómo ha sido su experiencia traduciendo patrones de punto y viendo la importancia de poder internacionalizar nuestro trabajo.

 

 

Bellota: Hola, Sara, cuéntanos ¿quién eres y a qué te dedicas?

Sara Blackshire: Hola, me llamo Sara Blackshire, nacida en Alicante de padres ingleses, y soy traductora autónoma (del español al inglés) y, por supuesto, tejedora (más de punto que de ganchillo, que aprendí recientemente). He tenido la suerte de poder viajar y vivir en diferentes lugares, pero ahora mismo vivo en Granollers, una ciudad cerca de Barcelona.

 

B: ¿Cómo aprendiste a tejer? ¿Aprendiste en inglés o en castellano?

S: Como a muchas, me enseñó mi madre de adolescente, pero en su momento no le di mucha importancia. Retomé el tejido a ratos en la universidad, pero no fue hasta que me fui de intercambio a Canadá en 2010 que me interesé realmente, aprendí más técnicas a través de vídeos de YouTube y visité algunas tiendas de lana de la zona. Esa navidad toda mi familia recibió algo tejido durante mi estancia allí. Por supuesto, aprendí en inglés y mi cuenta de Ravelry data de esas fechas también. He tenido rachas sin tejer, como todas, supongo, pero desde 2017, cuando descubrí la tienda Flock Llanes en Granollers (@flockllanes), tejo casi cada día.

 

 

B: ¿Tejes en continental o en estilo inglés?

S: Tejo en estilo inglés, así es como teje y me enseñó mi madre, aunque ella coge la aguja derecha como un lápiz y a mí eso no se me pegó. He probado el estilo continental (fue para un testeo), pero solo me resulta más rápido del derecho y me gusta tejer con calma en mi tiempo libre, por placer, así que prefiero tejer en estilo inglés.

 

B: ¿Qué te parece más fácil tejer en castellano o en inglés? 

S: Por mis circunstancias personales, me es más fácil en inglés, ya que, al estar las abreviaturas estandarizadas, sé su significado sin necesidad de consultarlas. Además, no descubrí la comunidad de tejedoras españolas, que tantas amistades me ha aportado, hasta hace relativamente poco, en 2018, gracias al Spanish Swap de Sig (@sigcar) y a las rutas laneras organizadas por Merche de @teconlana. De hecho, el primer patrón en español que tejí fue el jersey Chinquilho de Bellota 1. 

 

B: Como traductora, ¿qué encuentras divertido o interesante de traducir patrones de punto?

S: Me encanta poder combinar mi trabajo y mi afición. Hacer de enlace entre dos mundos es el propósito de toda traducción. Crear ese vínculo me brinda la oportunidad de ayudar a diseñadoras a darse a conocer en la comunidad internacional; poder echar un cable a un sector al que le tienes especial cariño es muy gratificante. Como traductora, siento que formo parte de este tejido, pero, por naturaleza, mi trabajo debe ser invisible y casi imperceptible.

 

“Hacer de enlace entre dos mundos es el propósito de toda traducción.”

 

A veces, el proceso de traducción se lleva a cabo a la vez que las fotografías de las prendas, así que a menudo me divierto creando una imagen mental de cómo serán con solo leer las instrucciones, y luego contrasto esa idea que me he hecho con las imágenes reales en la fase de revisión y maquetación. También es una buena manera de asegurarme que he interpretado bien el texto.

 

B. ¿Qué es lo más complicado para traducir de castellano a inglés? 

S: En general, el inglés es mucho más breve y conciso que el español, existen muchos falsos amigos entre ambos idiomas y el orden nominal de las frases y la gramática difieren a menudo. A esto se suma que a veces se usan anglicismos en textos en español con un sentido diferente al de la palabra en el idioma original, así que hay que ir con cuidado de transmitir el mismo sentido. Por este motivo es importante trabajar con un profesional capaz de tener en cuenta todas las sutilezas y matices de ambos idiomas.

Saber tejer me parece una gran ventaja a la hora de traducir un patrón; si alguna instrucción no está del todo clara, además de consultarlo, puedo hacer una muestra y ponerlo en práctica para ayudarme a comprender mejor lo que quiere decir la diseñadora. Considero la traducción de patrones de punto y ganchillo una especialidad en toda regla, ya que, sin estos conocimientos, el proceso requeriría mucha investigación.

 

frase destacada post blog bellotaknits (2)

 

B: En inglés parece que las abreviaturas y los consensos sobre cómo escribir patrones están más asentados. ¿Cómo crees que tu labor o la de Bellota pueden ayudar a crear ese tipo de estándares en la comunidad de tejido hispanohablante? 

 S: Así es, creo que la creación de Ravelry y la concentración de patrones y la comunidad tejedora angloparlante a su alrededor ayudó en su momento a asentar las bases de lo que hoy en día conocemos como abreviaturas estandarizadas en inglés, además de que existen autoridades que las recogen y su uso es signo de calidad. Dada la falta de una entidad capaz de crear una normativa que abarque la pluralidad del sector del tejido de habla hispana, creo que publicaciones como Bellota son clave para asentar esa normativa basada en el uso, primando la calidad.

 

B: Creo que tendemos a pensar que en inglés hay muchas más cosas y que hay tantos patrones que quizá los nuevos se pierdan en el océano de Ravelry, pero, cuéntanos en tu opinión ¿cómo crees que puede ayudar a una diseñadora que esté empezando tener sus patrones en varios idiomas?

 S: Aunque es cierto que se publican muchísimos patrones en inglés a diario, disponer de tus patrones en diferentes idiomas, sobre todo en inglés, te abre las puertas a que personas de todo el mundo puedan descubrirte como diseñadora y tejer tus patrones, dado que al igual que son muchas las tejedoras españolas que han aprendido a leer patrones en inglés, también lo han hecho tejedoras en muchos otros países. Tener tus patrones en varios idiomas es tu escaparate al mundo. Puede dar pie a un sinfín de oportunidades y colaboraciones interesantes, además de hacer que tu contenido sea más accesible y tenga un mayor alcance internacional. 

Bellotaknits Blog Entrevista traductora Sara Balckshire 1

Espero que te haya gustado ver un poquito desde dentro el trabajo de traducción de Bellota, una parte muy importante del proceso de edición de la revista que nos ha abierto muchas puertas. 

 

Sara Blackshire es traductora autónoma nativa inglesa y, cuando no está traduciendo patrones, se especializa en traducciones médicas y científicas. Trabaja principalmente del español y catalán al inglés británico. Estudió el grado en Traducción e Interpretación y, a continuación, el Máster en Traducción Biomédica y Farmacéutica, ambos en la UPF, en Barcelona. Es miembro de dos asociaciones de traductores, MET y APTIC.

Ha traducido nuestros números 4 y 5 y nos ha ayudado a corregir las maquetas finales. Como siempre digo, Sara es nuestro “escáner humano”, lo encuentra todo y trabaja muy bien en equipo aportando siempre soluciones y buena energía. Una esmerada corrección y una buena traducción han ayudado a Bellota a salir de nuestras fronteras, dando a conocer nuestro trabajo y el de las diseñadoras que nos acompañan en más de 7 países de distintos idiomas a los que ya llega Bellota. Por eso, hemos decidido poner a vuestra disposición su impecable trabajo para que traducir tus patrones ya no sea una barrera para poder publicarlos y venderlos en cualquier parte del mundo. Ponte en contacto con nosotras aquí.

 

Recuerda: nuestros números 4 y 5 están editados en castellano y en inglés en papel y ambos incluyen la versión descargable en los dos idiomas para tu biblioteca de Ravelry. 

No hay comentarios

Deja un comentario